VECINOS DENUNCIAN PENALMENTE AL PRESIDENTE DE LA AGENCIA DE PROTECCIÓN AMBIENTAL (APrA) POR LA SEDE DEL MERCADO CENTRAL EN COLEGIALES

21.11.2014

Vecinos del Barrio de Colegiales, con la colaboración técnica del Observatorio del Derecho a la Ciudad, denunciaron penalmente al Presidente de la Agencia de Protección Ambiental (APrA), Sr. Juan Carlos Villalonga, por rehusarse en reiteradas oportunidades a clausurar la construcción de una nueva sede del Mercado Central en el Barrio.

 

El propio organismo ha reconocido que los trabajos constructivos de dicha obra[1] iniciaron sin ni siquiera iniciar la Evaluación de Impacto Ambiental. El APrA clausuró preventivamente la obra por dos días pero luego decidió levantarla empleando argumentaciones legales que no tienen ningún sustento legal.

 

La Evaluación de Impacto Ambiental y la entrega, en consecuencia, del Certificado de Aptitud Ambiental debe ser en forma previa al otorgamiento del certificado de uso conforme y al inicio de las obras. En la Ciudad de Buenos Aires el Certificado de Uso Conforme se solicita en forma previa al registro de Planos.

 

Respecto a la obra de la sede del Mercado Central en Colegiales ya se ha otorgado el Certificado de Uso Conforme, se ha registrado los planos y las obras han sido iniciadas pero el Presidente del APrA ha decidido no cumplir con su obligación[2] de clausurar la obra  por carecer de Certificado de Aptitud Ambiental, incumpliendo a sabiendas y en forma ostensible sus obligaciones como Autoridad de Aplicación de la ley N° 123.

 

Esta conducta inexplicable del Presidente del APrA es reiterada en su gestión. Las obras del Metrobus Norte como la del Metrobus San Martín están en plena ejecución sin contar con el correspondiente Certificado de Aptitud Ambiental. Varios shoppings de la Ciudad están en funcionamiento sin cumplir con este requisito.  

 

También se demandó al Sr. Antonio Ledesma, Director de la Dirección General de Interpretación Urbanística (DGIUR), y a los funcionarios de la Dirección General de Registro de Obras y Catastro responsables por autorizar y registrar los planos de una obra en un Distrito en el cual el Código de Planeamiento de la Ciudad no permite la instalación de una sede del Mercado Central.

 

Todos los funcionarios fueron denunciados por los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, previsto y reprimido en el art. 248 del C.P. La denuncia penal recayó en el Juzgado Nacional en lo Correccional N° 13 y tramita por el Expte. N° 70.675/14.

Leer mas...

No hay avances en la descentralización de las Comunas porteñas

17.11.2014

Por Carlos Méndez-Comunero de la Comuna 15
 

Desde los años 70 que se viene di­ciendo mucho sobre la descentralización del gobierno de nuestra ciudad. En esa década se comenzó con los Consejos Ve­cinales, a fines de los 80 se siguió con la desconcentración y a mediados de los 90, se cristalizaron las comunas en la Constitu­ción.Pero desde 1996 hasta ahora, a nin­gún grupo político que gobernó la ciudad o a su partenaire de turno, le interesó que prosperaran la descentralización y la auto­nomía de las comunas.

Desde 1984 milito en mi barrio, Villa Crespo, y tengo una sospecha:no les in­teresa que los vecinos participen y elijan democráticamente las prioridades de la inversión y el gasto público en los barrios, lo que también lleva aparejado conocer cuánto se paga por las obras y servicios y las condiciones de los mismos. Es decir, que el soberano informado y con herramientas no es compatible con el contubernio y las componendas a la hora de las contratacio­nes, y no permite el toma y daca.
Si el vecino es instruido en tiempo y forma sobre sus competencias en el Pre­supuesto Participativo, y no se lo convo­ca con la decisión política ya tomada de respetar lo que allí se resuelva, estaremos caminando hacia una sociedad más justa y responsable sobre sus derechos y sobre sus obligaciones.
Se observa con bastante frecuencia en la Legislatura que el oficialismo de turno se pone de acuerdo indistintamente con algún bloque de la oposición para votar leyes que no son para favorecer a los ve­cinos, sino que son para lograr excepcio­nes a los códigos vigentes o para alguna megaobra. Ya es tiempo de pasar a los hechos: los partidos políticos que están a favor de que las comunas y sus Consejos Consultivos tengan ya sus plenos poderes, y voten la jurisdicción en este presupuesto para las Juntas Comunales.

Fuente: DiarioZ

Leer mas...

Presupuesto educativo precario en la CABA

17.11.2014

Por Manuel Perez Berro. Apenas el gobierno porteño presentó el presupuesto educativo para 2015, llegaron las denuncias de la comunidad educativa que se refirieron a la profundización de la precarización y la violación del principio constitucional de gratuidad.

 

El 28 de octubre pasado el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich anunció en la Legislatura la partida presupuestaria para el próximo año establecida en 17.502 millones de pesos.

Tanto la oposición así como la comunidad educativa denunciaron que dichos valores reducen un punto el presupuesto respecto del presentado en el 2014, mientras que representa siete puntos por debajo del de 2008. Mientras que la escuela pública viene sufriendo los estragos de la reducción abrupta de las partidas que sólo profundizan la precarización en la que se encuentra sumida desde los últimos años, infraestructura y mantenimiento edilicio son los ítems que no paran de caer. Según los cálculos sobre el presupuesto presentado, la escuela pública dispone de 12 centavos por día por estudiante.

El programa radial La Revancha dialogaron con el docentes y delegado de Ademys, Adrián Buenahora, y con el docente y delegado de UTE, Leandro Vecino Dri, sobre las implicancias del presupuesto educativo que propuso el macrismo para 2015. "Lo que tiene que ver con lo público es despreciado, enrejado y alambrado", aseguró Vecino. Mientras que Buenahora remarcó que "es fundamental la unidad entre todos los trabajadores del Estado de la ciudad".

-¿Qué evaluación hacen del presupuesto que el macrismo propuso y que se votará en las próximas semanas para el 2015 en relación al plano educación?

 

-Adrián Buenahora (AB): En primer lugar resulta por demás importante verificar cuál es el lugar que ocupa la educación dentro del presupuesto, dentro de los porcentajes generales. El Gobierno de la Ciudad reconoce una inflación del 40,3 por ciento y el presupuesto total aumenta en un 42,02 por ciento. El aumento para educación es un aumento del 35,96 por ciento. Es decir, estamos cuatro puntos y medio por debajo de la inflación. Realmente propone un retroceso en lo que es el presupuesto para el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

 

-Lo que se ve es que el reclamo sobre la cantidad de dinero que se deriva para educación está presente desde que asumió Macri. El presupuesto siempre fue un tema de discusión y de reclamo por parte de los docentes.

 

-Leandro Vecino Dri (LVD): Allá lejos, cuando asume el PRO en la Ciudad, el porcentaje que se destinaba a las cuestiones educativas era cercano al 30 por ciento. Ese porcentaje fue bajando hasta llegar a una proyección para el año 2015 del 20,5 por ciento del total. Esto viene siendo parte de algo sistemático, no es que por este año hubo que hacer algún tipo de ajuste sino que sistemáticamente se va achicando. Nosotros desde UTE hicimos el día sábado una caravana reclamando más presupuesto educativo y la semana anterior habíamos puesto treinta mesas en treinta esquinas de la Ciudad de Buenos Aires reclamando y juntando firmas para pedir treinta puntos en el presupuesto.

Me parece que en lo concreto esta baja se ve. Una cosa es lo que pasa dentro de la Legislatura, en la comisión, los números exorbitantes de millones y millones, pero el docente que está en la escuela lo ve en lo concreto. Por ejemplo, el personal del equipo de orientación es muy poco, hay una o dos personas para cuatrocientos chicos. No se puede avanzar con eso. El programa de campamentos escolares que durante mucho tiempo llevaba a los chicos a Tandil o hacía salidas interesantes, ahora los lleva al Parque de la Ciudad. Es un campamento donde les llevan viandas que no son de una calidad sublime, y en donde no pueden compartir el momento de preparar la comida. Hay una cuestión en relación a los números grandes, pero no hace falta saber el detalle del presupuesto para darse cuenta que en la escuela está faltando plata. Si se rompe el vidrio de una ventana arreglate, ponele un nylon, fijate cómo hacés. No existen reacciones inmediatas para solucionar los problemas, y eso muestra que el presupuesto está bajando.

 

-AB: Esta semana con el tema de la lluvia, en varios distritos se cayeron techos, se inundaron escuelas, se perdieron recursos y eso no tiene un tiempo determinado para resolverse. En una de las escuelas donde yo trabajo se cayó el techo de la sala del microcine, probablemente estemos sin ese espacio hasta el año que viene. Esas son herramientas pedagógicas y educativas que perdemos.

 

-Parte del presupuesto está destinado a infraestructura, que no sólo es un reclamo docente sino también de los estudiantes que se movilizaron en la Capital Federal. ¿Qué datos tienen sobre este tema en particular?

 

-AB: Para el 2014 se había destinado 1,8 por ciento del presupuesto de educación para infraestructura, y para el 2015 se está proyectando el 1,53 por ciento. Ya tenemos una reducción y vamos al deterioro absoluto de la infraestructura escolar.

 

-LVD: Sumando a lo que dice Adrián, los problemas de infraestructura generan una consecuencia que aparece invisibilizada, que es que hay chicos que durante varios días no tienen clase y no es que no tienen clase porque estamos haciendo paro. Eso fácilmente es carne de cañón de los grandes medios de comunicación donde si uno reclama pasa a ser el victimario de dejar a los pibes sin clase. Hay escuelas que en estos días no pueden tener clase y no porque los docentes no están, sino porque no pueden tener clase. La verdad es que las cuestiones que estuvieron pasando este año y también en años anteriores hace que se esté trabajando en un límite. Hay pibes intoxicados porque tercerizan la desinfección y las empresas dejaron material para combatir alguna plaga en el comedor de una escuela primaria. Después hay paredes que les chorrea el agua cuando llueve, y estas cuestiones generan que haya pibes sin clase, y no aparece como si fuera un desastre. Me parece que otra vez lo macro, en lo micro también se ve.

 

-Además de los arreglos en la infraestructura, la construcción de escuelas es un pedido que no se resolvería con este presupuesto. Lo que se tuvo en consideración es la construcción de sólo dos escuelas en zona sur, cuando la necesidad en esa área es superior. Pero es un lugar que no le interesa al Gobierno en muchos aspectos.

 

-AB: Lo que hay que tener en cuenta es que la inscripción del año pasado evidenció la cantidad de chicos que quedan en lista de espera, que no tienen vacante en la escuela. Eso implica que se quedan sin lugar, y se corre el riesgo de que no sean escolarizados, o que tengan que pasar a la escuela privada. El Gobierno de la Ciudad en vez de construir polos educativos entregó en Parque Patricios, más específicamente en la zona de Monteagudo y Los Patos, un predio enorme para la Universidad del Salvador. En Ademys sacamos el cálculo que se necesitan aproximadamente treinta y tres escuelas. Estuvimos todo el año con una campaña para la construcción de veinticinco escuelas en el sur de la ciudad, que es de las zonas más vulnerables, el distrito 19, el 20 y el 5, es donde hacen falta escuelas y no hay respuestas.

 

-También se estuvo hablando en las últimas semanas de la cantidad de chicos que están emigrando del sistema público al privado, ¿cómo se refleja eso en el presupuesto?

 

-LVD: El macrismo sube los aportes sistemáticamente a las escuelas privadas. El título de tapa del 30 de octubre del diario Clarín fue: "En un año dejaron la escuela pública casi 50 mil alumnos". Fíjense que el título no dice que en un año dejaron la escuela, sino que dejaron la escuela pública. El mapeo global de la Ciudad de Buenos Aires muestra que hay una división en Avenida Rivadavia; hacia el norte hay aulas con pocos pibes, y hacia el sur hay aulas saturadas. No hay una política para redistribuir esa matrícula.

Hay un montón de factores que influyen sobre esto, entre otros que los padres iban a anotar a los chicos a la escuela con el documento, el boletín de séptimo y con todos los papeles en regla y no los podían anotar porque les decían que tenían que hacerlo por internet. No a todos los que se anotaban por internet les salía el trámite. Son distintos factores que explican esta cuestión de aulas vacías en el norte y aulas superpobladas en el sur.

 

-AB: Además recordemos que tenemos la experiencia del cierre de grados por el gobierno, con lo cual hay que tener mucho cuidado con la inscripción online o con el tema de las matrículas. Hoy en día a la docencia se le impone la necesidad de levantar matrículas, de garantizar que las escuelas tengan chicos para que el gobierno no venga a cerrarlas. Es algo que en la educación para adultos está pasando bastante. Yo trabajo en el CENS 45 que está en la entrada de Zabaleta y estamos teniendo que salir al barrio constantemente para tratar de recoger matrícula para que no se produzca un cierre. A su vez, tenemos la problemática de otros planes como el Fines que son precarios para los docentes y con condiciones precarias de enseñanza y aprendizaje porque no se hacen en escuelas, sino que son en locales partidarios, iglesias y sedes de ministerios. Hoy alguien que trabaja en Plan Fines cobra la mitad de un docente que trabaja en media y a su vez no cuenta con los recursos para desarrollar una clase en condiciones.

 

-Los números plantean reducciones en todos los puntos y eso habla claramente de una política educativa del Gobierno de la Ciudad que se viene repitiendo todos los años. ¿Qué lecturas hacen ustedes de esta política en términos globales?

 

-LVD: Nosotros desde la UTE solemos decir que el macrismo piensa en una ciudad para pocos. Esto se va no sólo en educación, sino también en salud, donde permanentemente ven reducidas sus posibilidades económicas. Siempre cuando gobierna la derecha las clases populares sufren, y cuando la derecha que gobierna es berreta y de poquísimo vuelo, se acentúa mucho más esto. Claramente lo de educación no está aislado del cierre de algunas secciones de pediatría, de guardias, de hospitales, lo que tiene que ver con lo público es despreciado, enrejado, alambrado y de ahí expulsado.

El slogan que usaba que decía "vos sos bienvenido", es una cuestión muy individual, no se habla al conjunto. Desde ahí me parece fundamental la cuestión de la organización. Nosotros planteamos que la queja individual no transforma, lo que transforma es la posibilidad de un reclamo colectivo. En eso estamos permanentemente tratando de fortalecer a una organización que creemos que es la que tiene que dar la disputa. Es la lógica inversa a la que plantea el PRO, que le habla a un individuo no organizado, convocando a charlas entre vecinos sueltos. Estamos dando la batalla cultural todo el tiempo, la verdad que no es fácil sobre todo porque no tenemos los medios de comunicación que acompañan.

El sábado organizamos una caravana reclamando más presupuesto educativo, y la hicimos ese día porque pensamos que si realizábamos una protesta en la semana dejábamos todo servido a que nos digan que no queremos trabajar. Hoy estuve mirando los portales de noticias para ver si aparecía y me parece que el que no estuvo marchando en la caravana desde Mataderos o desde el Polo Educativo Saavedra hasta el Ministerio de Educación, nunca se enteró del reclamo.

 

-No quiero dejar de analizar por qué Macri sigue ganando pese a todas las cosas que uno puede ir escuchando de su gestión. Hoy estamos abordando educación, pero en La Revancha abordamos salud, espacios públicos, vivienda, y en todos se da esta lógica de vaciamiento del Estado. Sin embargo Macri sigue ganando.

 

-AB: Desde Ademys consideramos que es fundamental la unidad entre todos los trabajadores del Estado de la Ciudad. Hoy en día tenemos compañeros procesados, lo cual es muy importante que desde todos los sectores podamos dar la pelea para que se levanten esas causas y fortalecer los espacios públicos desde una perspectiva de construir colectivamente con todos los trabajadores de la Ciudad. Fue algo sobre lo que Macri avanzó desde el minuto cero de su gestión. Cuando arrancó quiso hacer una reducción impresionante de trabajadores, quiso despedir alrededor de dos mil empleados. En ese contexto estuvo la Coordinadora de lucha "La Dignidad no se Privatiza", que más o menos había salido a dar batalla contra eso. Hoy desde Ademys, consideramos que tenemos que consolidar estos espacios, estas coordinaciones y también consolidar la organización de los docentes por distritos y en las escuelas para fortalecer nuestras bases. No tiene que ser una discusión que quede entre secretarios generales, sino que sean todos los docentes partícipes de esta lucha por la educación pública.

 

-¿Cuáles son los problemas que están teniendo en las escuelas y cómo lo intentan revertir a través de la organización?

 

-LVD: En la escuela Técnica 28 del distrito 10 "República Francesa" hay poco personal de ordenanza o de mantenimiento. Dos personas para limpiar una escuela de tres pisos no alcanzan. Hay poco personal en el equipo de orientación y ese me parece un punto central porque a caballo de una ley de educación que hace obligatoria la secundaria, vos tenés un ingreso de pibes que antes no estaban escolarizados.

Necesitás tener un equipo de orientación que no sirva sólo para apagar algún incendio, sino para trabajar con cuestiones de promoción de la salud o promoción de prácticas saludables. La cooperadora tiene un recorte enorme y dificultad para que le llegue el dinero. Tenemos las computadoras de Conectar Igualdad pero de repente no tenés internet en la escuela. Después cuando entra un docente a trabajar, enseguida ingresa en la maquinaria burocrática que tarda en pagar. Hay módulos institucionales que son horas extra-clase que han costado mucho conseguirlas y son para desarrollar proyectos por fuera de la hora de cursada que se pagan en octubre o en noviembre después de haber trabajado todo el año.

En esta sudestada se voló parte del techo del patio de la escuela y no se arregló. Hay cuestiones para trabajar con humedad, con pintura y con el mobiliario. Banco que se rompe, lo perdiste, puerta que se rompe se perdió. Es una batalla cotidiana.

 

-AB: Es importante estar donde ocurren las problemáticas. Esta semana Ademys estuvo en la zona de Lugano y Soldati recorriendo escuelas, haciendo una muestra de fotos sobre la situación de esas instituciones. Estuvo Jorge Adaro y se dieron charlas con los docentes para organizarlos ahí mismo y lograr una solución que es una partida presupuestaria para arreglar esas escuelas. Algo que sí se ha logrado fue la recuperación de la Escuela "Carlos Fuentealba" en Parque Patricios, eso fue una gran iniciativa donde primero se buscaron espacios ociosos dentro de la ciudad y se ubicó ese lugar. Era una escuela privada que estaba habitada por una persona que era una especie de cuidador. Se tomó ese espacio, se logró el reconocimiento y una partida presupuestaria para construir esa escuela y ponerla en condiciones para su funcionamiento.

 

-Me parece rescatable la experiencia de la Escuela "Carlos Fuentealba" por la articulación con el barrio y con los padres. Esa relación se cerró y hay que volver a abrir la escuela al barrio, empezar a pensar cuáles son las problemáticas de los pibes y de los padres.

 

-LVD: La escuela tiene que estar entramada en la comunidad educativa. La idea de la escuela de puertas cerradas no termina resultando. Es todo un desafío abrir las puertas de las escuelas, pero por ahí tienen que venir los proyectos. Nosotros en la esquina de la escuela en Cuba y Blanco Encalada cuando los pibes salen desordenadamente hay accidentes, por suerte no fatales, pero algunos chicos la han pasado mal. Lo que estamos proyectando para el año que viene es poder, junto con lo vecinos y los pibes, que se vea qué zona de alrededor también es parte de la escuela, por ahí viene el desafío y hay mucho para hacer.

 

-Sobre todo cuando en los medios se trata de separar a los docentes de los vecinos...

 

-LVD: Trabajar con el sentido común de la clase media porteña, que es la que sostiene electoralmente a la derecha, es tremendamente difícil. No recuerdo quién fue que dijo que es más fácil romper un átomo que un prejuicio. La verdad es que luchar contra ese sentido común instalado en la clase media y reproducido muy fácilmente es una tarea durísima.

 

-AB: Lo que sí se ha conseguido en respuesta a la avanzada del macrismo es que con la inscripción online se ha generado una coordinación. La multisectorial fue una pieza importante que al día de hoy sigue funcionando y es articulada por sindicatos docentes y familias. Creo que se está avanzando en eso y en poder consolidar una lucha por la educación pública integral con docentes, familiares y estudiantes.

Leer mas...

En las escuelas públicas los techos se caen y la plata se va a las privadas - Breve informe de los problemas de infraestructura en el Distrito Escolar 7

16.11.2014

A unos pocos días de que se apruebe el presupuesto 2015 donde los subsidios para las escuelas privadas representan 38,5%, más que para el 2014; la situación edilicia en muchas escuelas públicas de la Ciudad es un peligro. Techos que se caen, filtraciones, aulas inundadas, ratas, paredes electrificadas son solo algunas de las situaciones que los maestros y los alumnos de las escuelas públicas soportamos a diario. Hace una semana Ademys acompañó a los docentes de Lugano en la denuncia por serios problemas de infraestructura en la escuela 18 y otras escuelas del distrito. En los últimos días, en escuelas vecinas al distrito como el Normal 4 se cayó una puerta lastimando a una docente y en el edificio del Normal 7 dos chicos resultaron heridos por la caída de un ventilador.
En el Distrito 7° el problema no es de ahora y ya tuvo consecuencias irreparables: el año pasado el obrero Gerardo Rodriguez murió luego de caer en medio de un patio, en el que había alumnos teniendo su clase de Educación Física, desde el techo que estaba inspeccionando en la escuela N°17 y una rama cayó sobre la cabeza de dos maestras en la escuela N°3 dejando a una de ellas en terapia intensiva durante varios días.
En la actualidad la escuela Nº 21 se encuentra, después de varios días sin clases, con la mitad de sus grados vacíos/clausurados y los chicos en una escuela cercana, ya que al techo de quinto grado que se había caído, se sumaron los techos de otras dos aulas. Esto se da tras varios meses de convivencia con el ruido, el polvo, la circulación de materiales y personas durante el horario de clases, sumado a esto, las presiones para que los docentes no denuncien públicamente lo que ocurría.
Se llega a esta situación luego de varios pedidos de que las obras se realizaran fuera del horario escolar y de que se observaran irregularidades de parte de la empresa Mantenimiento Hospitalario S.A. Esta situación de emergencia que atraviesa la escuela trae enormes dificultades para la vida institucional, los chicos perdieron su rutina para acoplarse a otra institución, con otros chicos, en otro espacio y todo parece indicar que no podrán terminar las clases en su escuela.
En la escuela N° 8 la obra que debía finalizar en mayo, continúa al mes de noviembre y no se sabe hasta cuándo. Un arreglo en el patio para arreglar la filtración al gimnasio que se encuentra en el subsuelo terminó sin resolver el problema, a pesar de que se sacaron y pusieron baldosas varias veces. La obra transcurre en paralelo a los recreos y la circulación de chicos.
En la escuela N°2 se vieron ratas en varias oportunidades, como respuesta se pusieron cebos en el aula de primero con los niños adentro sin dar aviso a la conducción de esto y en jardín los chicos estuvieron en el patio para no correr riesgos. Desde las oficinas del gobierno se presiona para que no se suspendan las clases a pesar de que días antes, a pocas cuadras, en la escuela N°16 unos chicos encontraron dos bolsitas con cebos para ratas que había olvidado la empresa fumigadora en el comedor.
La empresa que subcontrata para la desratización también es Mantenimiento Hospitalario S.A, la misma que trabajaba en la escuela 17 con la muerte de Gerardo y en la 21 con los techos caídos.
El gobierno parece desconocer cómo funcionan las escuelas y qué es lo que hacemos en ellas niños y docentes. Sabemos que no es desconocimiento sino una política de abandono de lo público. En la Ciudad se pasa de la falta de escuelas o la ausencia de obras y mantenimiento al anuncio de ascensores en escuelas de un piso, sobrefacturación, trabajos que se superponen y empresas que coexisten en la misma escuela. Obras eternas, trabajo en horario de clases, herramientas y cables por los pasillos son algunas de las cosas que suceden. Allí donde deberían escucharse cuentos, chicos jugando, clases de música… tenemos polvo y ruido.

En la escuela 14 ya hay problemas con el patio que se hizo a nuevo hace dos años, a eso se suman problemas de filtraciones mal resueltos, ventiladores que no funcionan y pedidos sin respuesta o arreglos tan provisorios que duran muy poco.
En la escuela 3 hace varios años vienen pidiendo el arreglo de las filtraciones que están arruinando los techos del primer piso. Cabe destacar que hace un año, cuando caía la rama sobre la cabeza de la maestra, llegaron apurados a realizar la poda que la escuela pedía hacía tiempo, puede ser que ahora estén esperando que caiga el techo sobre algún chico.
Los tiempos de la escuela, otra vez, no importan. Pero que no se diga que nada se hace, llevan más de un mes de trabajo para finalizar dos rampas. Algo similar sucede en la escuela 23 donde el tiempo que lleva hacer un lugar para guardar los materiales de educación física parece no tener fin. Mientras tanto los chicos pierden el patio y soportan el ruido y las maestras trabajan en esas condiciones.
En la escuela 24 hay un gimnasio con armarios y duchas para los chicos terminado desde el 2009 y que no se habilitó aún. En el mismo piso se encuentran el laboratorio y la sala de plástica a las que se les cayó el entretecho hace unos tres años. Lo estaban arreglando y se terminaba para mayo pero la obra se detuvo y así quedó.
En esta escuela, docentes que hacían el curso de ascenso de CePA durante este año, vieron como un docente y un auxiliar cazaban una rata en el pasillo de jardín, hecho que hizo que se desratizara la escuela.
En la escuela 17 la obra grande que se necesitaba empezó en abril cuando debía hacerlo en diciembre de 2013 perdiendo un valioso período sin chicos circulando. Para organizarlo -con los antecedentes terribles que dejó el año anterior- se van cerrando por pasillos algunas partes de la escuela aislando el trabajo de los obreros que solo salen para mover materiales y escombros. Sin embargo el ruido y el polvo son constantes. A esto se suma que el patio está clausurado preventivamente porque hay riesgos con las chapas del tinglado; es una decisión que toma la conducción en forma preventiva y que ya lleva dos semanas sin respuesta a pesar de los reclamos. En las aulas que ya están terminadas comenzó a saltarse la pintura en varios lugares, en una de las salas de jardín estrenadas en agosto se cayó uno de los paneles de durlock y fibra de vidrio que se colocaron cuando se bajaron los techos, aún nadie lo vino a recolocar ni se dio una explicación lógica de por qué se cayó. Aún están en garantía, pero ninguna de las empresas que trabajan actualmente en la escuela se hace responsable. 
Para la variedad de problemas hay una constante: el gobierno da respuesta sólo cuando la situación es crítica, se suspenden las clases u ocurre una tragedia, en ese momento se desvinculan de los problemas culpando al personal de la escuela y a los mismos afectados. Parece natural que las escuelas deban funcionar con materiales, herramientas, trabajadores y parece que debe agradecerse la obra y soportar las condiciones que se presentan.
Si en el 2014 tuvimos estos problemas en el 2015 los problemas se agravarán con un presupuesto para educación que disminuye con respecto al 2014 llegando al mínimo histórico de 20,56% del presupuesto total y un presupuesto para infraestructura que lejos de aumentar, se reduce un 0,53%. Por el contrario mientras en el 2014 los subsidios a las empresas privadas se llevaron el 15,94% del presupuesto educativo, este año próximo se llevarán un 16,21% llegando a los $2.837.974.542.
Exigimos una política de gobierno que priorice la actividad escolar y el cuidado de las personas que formamos parte de la escuela, que planifique las obras en los momentos de receso escolar y en los días y horarios donde no hay chicos, que priorice los trabajos a realizarse sin superponerlos, que extreme las medidas de seguridad y que no funcione con una lógica mercantil.

Leer mas...

INUNDACIONES EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES: Cuando la desidia no tiene fin

14.11.2014

Departamento de Hidráulica de la Universidad de Buenos Aires

Observatorio del Derecho a la Ciudad

Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria (CLIC)

Intercuencas

Integrantes de la Asamblea de Vecinos Inundados de Saavedra

 

 

Los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires padecimos estas últimas semanas no sólo las lluvias y la sudestada, sino además la mentira, el cinismo y el abandono de los funcionarios del gobierno. 

Con total impunidad, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA), Mauricio Macri, Jefe de Gabinete del Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y la Vice Jefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, nos explicaron que la Ciudad de Buenos Aires no se inundó en las lluvias de principios de noviembre gracias a las obras ejecutadas por su gestión. 

En primer lugar, el foco de las tormentas no se localizó en la ciudad de Buenos Aires. 

En segundo lugar, numerosos barrios de la ciudad se inundaron y sufrieron las consecuencias durante días sin atención adecuada a su emergencia. 

Finalmente, en tercer lugar, desde las trágicas inundaciones del 2 de abril del 2013 el GCBA no ejecutó ninguna obra relevante de infraestructura hídrica. 

Durante este período, de manera sistemática, autoridades y funcionarios del GCBA negaron la problemática de las inundaciones y también negaron a quienes las padecen. 

Según los informes que el mismo GCBA envió al Juzgado de 1° Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario N°10, Secretaría N° 20, en el marco de la causa caratulada "Carbón Mario Alberto y otros contra GCBA s/Amparo (Art. 14 CCABA)", Expte. N° 44462/0, con fecha 7 de mayo 2014, la única obra en ejecución, no finalizada aún, para la Cuenca del Arroyo Medrano es la primera etapa del cuenco amortiguador del Parque Sarmiento. Si bien el concepto de implementar sistemas temporales de almacenamiento y retención de agua de lluvia es absolutamente acertado, la ejecución incompleta de un reservorio aislado, sin un proyecto técnico que lo sustente y sin discutirlo con la comunidad, no parece razonable ni suficiente. 

Respecto a la Cuenca del Arroyo Vega, nos encontramos en la etapa pre-licitatoria para la ejecución de un proyecto megamillonario para construir un túnel aliviador no debatido ni consensuado con los ciudadanos, impuesto de manera absolutamente arbitraria, proyectado con datos de precipitaciones no actualizadas y sin tener en cuenta, por ejemplo, el escenario conjunto de lluvias y sudestada. En la Audiencia Pública del lunes 29 de septiembre los funcionarios y profesionales encargados de la obra una vez que expusieron abandonaron el salón dejando a los vecinos hablando solos. El negocio de las grandes obras hidráulicas va en contra de las tendencias mundiales donde se buscan alternativas más naturales al entubamiento o rectificación de cauces o la contención del agua[1].    

En la Cuenca del Arroyo Cildáñez, las topadoras del GCBA están realizando la remoción de suelos en el Lago Aliviador Soldati, alcanzando irresponsablemente la línea de edificación de las viviendas de los vecinos de la Manzana N°10 del barrio Los Piletones, poniendo en riesgo la seguridad estructural de éstas. Durante las últimas lluvias, los barrios Los Piletones, Fátima (Villa 3), Calacita, Ramón Carrillo y Rodrigo Bueno, al igual que tantos otros del sur de la ciudad, estuvieron bajo el agua, inundados con agua contaminada. Los últimos relevamientos realizados por ingenieros y arquitectos de la UBA en el barrio Los Piletones alertan respecto al riesgo sanitario y estructural de algunos sectores del barrio linderos al Lago Aliviador. 

Paralelamente a la falta de obras de infraestructura hidráulica, el GCBA deja al descubierto el nivel de improvisación y las prioridades de su gestión cuando, sin ningún estudio hidráulico previo, intenta ejecutar obras como el Metrobús Norte por la Av. Cabildo, el Metrobus por la Av. San Martín y el viaducto de la Av. Balbín, en zonas inundables, desoyendo las voces desesperadas de los vecinos de las Cuencas del Arroyo Medrano y Maldonado. 

Respecto al Metrobus Norte, el único estudio hidráulico sobre la relación de la obra y las inundaciones que presentó el GCBA es una carilla sin datos técnicos. Hasta el momento la obra no cuenta con la habilitación ambiental pertinente otorgada por la Agencia de Protección Ambiental (APrA). La única reacción del Pro a las denuncias de ilegalidades en la ejecución de la obra fue utilizar ONGs de funcionarios del APrA (Asociación Civil Los Verdes) a fin de iniciar medidas preparatorias para demandar a Félix Cariboni, integrante del Observatorio del Derecho a la Ciudad. 

Por otra parte, el GCBA no ha avanzado ni mínimamente en modificar el Código de Planeamiento Urbano y el Código de Edificación para adecuarlo a la realidad de las inundaciones. La explosión de la construcción de torres en esta última década y la pérdida de más de cien hectáreas de espacios verdes en los últimos años son un factor principal entre las causas del incremento de las inundaciones. 

A más de 1 año y medio de la tragedia del 2 de abril y los vecinos de la ciudad continuamos sin Sistemas de Alerta Temprana, sin Planes de Contingencia para Inundaciones y sólo midiendo las precipitaciones con una sola Estación Meteorológica para toda la Ciudad, la ubicada en Villa Ortúzar.

Leer mas...

Esta página ha sido visitada
919348 veces