Subte: un paso adelante en la lucha contra la tercerizaci├│n laboral

20.10.2015

Luego de una contundente segunda jornada de lucha, que interrumpió el servicio de subte de la Línea B durante 11 horas, los trabajadores dieron un gran paso en su lucha contra la precarización laboral. Primeras conquistas y un freno a la prepotencia patronal

Con gran decisión de lucha y un importante apoyo, trabajadores tercerizados del subte interrumpieron ayer la Línea B durante 11 horas en reclamo de sus derechos más elementales. Comenzó a ponerse de pie un sector que habitualmente es obligado a trabajar hasta 12 horas por salarios miserables y a quienes se despide y traslada de forma persecutoria cada vez que intenta organizarse para reclamar. Son cómplices de esta situación Metrovías, el Gobierno de la Ciudad y el Gobierno Nacional.

Vale recordar que este mismo sector había hecho una medida de fuerza el 1ro de octubre en reclamo de una deuda salarial y contra traslados persecutorios por parte de la empresa. Junto a los trabajadores de la empresa MCM, esta vez reclamaron también los de Briefing. Además de las demandas específicas de los trabajadores de cada empresa, exigieron que se cumpla con el convenio colectivo de trabajo de su actividad (rama subte) que establece la jornada laboral de 6 horas, ya que el trabajo en el subte es insalubre. La prepotencia de las empresas y la complicidad de los gobiernos hace que esto sea violado sistemáticamente desde hace años para los tercerizados.

Sin respuestas, ayer volvieron a las vías. Estuvieron acompañados por miembros del Secretariado Ejecutivo del sindicato de subte por la minoría (Claudio Dellecarbonara y Ariel Mastandrea), delegados de base del mismo sindicato, compañeros independientes, un compañero del Partido Obrero y delegaciones de trabajadores telefónicos, estatales, docentes y estudiantiles.

Durante la medida de fuerza de ayer, funcionarios del Gobierno de la Ciudad los llamaron a negociar exigiéndoles levantar el corte. Los trabajadores no aceptaron esa metodología, ya que en la jornada anterior del 1ro de octubre se firmó un acta que fue incumplida por parte de MCM y el Gobierno de la Ciudad. Por eso, esta vez necesitaban mayores garantías. Así fue que una delegación de trabajadores asistió a la Subsecretaria de Trabajo de Ciudad, mientras la medida de fuerza continuaba. Los trabajadores repudiaron también el accionar de la fiscalía, que amenazó con procesar a los trabajadores judicialmente, a la vez que nada dice sobre el fraude laboral de estas empresas.

Luego de más de 10 horas, los trabajadores firmaron un acta–acuerdo en el que la empresa que los había trasladado (MCM) se compromete a abonar el 50% de las horas adeudadas dentro de las 48 horas y luego completar el pago total; desvinculará a los trabajadores abonándoles indemnizaciones; y éstos serán incorporados a la empresa Briefing para realizar tareas en el subterráneo. El fraude laboral queda en evidencia, ya que MCM es una subcontratista de Briefing. La Secretaría de Trabajo reconoció también que se debe aplicar el convenio que establece la jornada laboral de 6 horas.

Con el acta firmada, en conferencia de prensa, los trabajadores levantaron la medida de fuerza, avisando que volverán a la lucha en las vías si lo acordado no se cumple. Consiguieron sus primeras conquistas y ahora están organizados y con fuerza para luchar y plantarse contra la prepotencia patronal.

La pelea que vienen dando es un paso en el camino de fondo de terminar de forma definitiva con el fraude de la tercerización laboral en el subte, un drama que sufren también millones de trabajadores en todo el país. De este modo, se retoman banderas históricas de los trabajadores de subte que años atrás, con métodos democráticos y combativos de lucha, habían acabado con el flagelo de la tercerización laboral, cuestión que volvió en los últimos años de la mano del macrismo y la pasividad de la mayoría de la conducción de AGTSyP alineada con el gobierno nacional. Estos días comenzaron a darse grandes pasos para retomar este camino.

La jornada de lucha terminó ayer a las 16 horas con calurosos abrazos entre los trabajadores y con el cántico unánime de “unidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode”.

Usted es el visitante N┬░